hace 3 años

Mi hermano murió y fui a buscar a su hijo ilegítimo || Las mejores historias reales animadas

ASÍ ES LA VIDA
¡Hola! Mi nombre es Francine, pronto cumpliré dieciocho años, y tan pronto como eso suceda, me mudaré de la casa de mis padres... Hace casi seis años, mi hermano mayor hizo lo mismo, pero eso no le hizo ningún bien. Murió hace seis meses, y solo ahora puedo hablar de eso. Pero, curiosamente, la hora más oscura tiene lugar antes del amanecer... Y de esto se trata mi historia.

Mi hermano se llamaba Roy. Como ya dije, salió de nuestra casa hace unos seis años para ir a la universidad en un estado vecino. Era un buen chico, un buen hijo y un buen hermano... Lo extraño mucho. Mis padres pusieron en él sus mayores esperanzas: era un sujeto totalmente autosuficiente, obtuvo una beca para sus estudios universitarios, y, después de las clases, trabajaba a tiempo parcial para pagar sus cuentas. Por supuesto, cuando un día llamó a nuestra madre y le pidió con voz muy agitada que le enviara una gran suma de dinero, ella se sintió terriblemente preocupada y le preguntó a Roy si se había metido en problemas. Él no lo admitió ni lo negó, pero confesó que tenía una deuda que debía pagar. De lo contrario, podría meterse en muchos problemas. Todo era cierto, pero solo parcialmente.

Mis padres... bueno, ya sabes, son un poco crédulos. Personas sensatas habrían ido a la ciudad donde vivía Roy, o habrían llamado a la policía para averiguar si estaba en peligro o si se había involucrado en alguna actividad criminal. No hicieron nada así, simplemente tomaron el dinero de sus ahorros y se lo enviaron. Pero yo estaba perfectamente cuerda y conocía a mi hermano mejor que mis padres. Después de todo, ¡crecimos juntos! Así que llamé a Roy y le pedí una explicación, amenazándolo con que, si no me decía la verdad, iría a verlo con sus mejores amigos, quienes aún vivían en nuestra ciudad, y juntos seguramente haríamos que nos contara lo que había sucedido.
Roy guardó silencio al otro lado del teléfono por un momento, y luego prometió enviarme un correo electrónico con una explicación. Dijo que estas cosas no deberían discutirse por teléfono. Y, al día siguiente, mi hermano cumplió su promesa. Lo primero que vi al abrir su carta fue una foto grande de Roy, una chica delgada con un corte de pelo descuidado y maquillaje llamativo, y... su vientre hinchado. Realmente no entendí lo que significaba hasta que estudié cuidadosamente el texto debajo de la imagen.

La chica se llamaba Iris, y era la novia de mi hermano. Ella era un año mayor que él, habían estado juntos durante siete meses, y su relación era realmente seria. Roy se casaría con Iris muy pronto, especialmente porque estaba a punto de dar a luz a su hijo. Todavía no quería presentársela a nuestros padres porque sabía que nunca aprobarían el matrimonio: Iris provenía de una familia disfuncional, nunca asistió a la universidad, no tenía un trabajo estable y, además de eso, no lograba causar una buena impresión en las personas. Pero Roy vio lo buena q

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos