hace 3 años

Terminé con mi novia y su papá rico se vengó || Las mejores historias verdaderas animadas

ASÍ ES LA VIDA
Hola, me llamo Matthew, y no pude salir de una relación con una chica porque habría afectado a mi familia de una muuuy mala manera.

Viví con mi mamá la mayor parte de mi vida, y ella siempre ha sido una persona verdaderamente genial. Pasó mucho tiempo ayudando a las personas, a pesar de que nosotros somos bastante pobres. Era voluntaria en todo tipo de actividades, como trabajar en un refugio para indigentes o en una cocina que preparaba sopa; siempre la admiré. De todas formas, tampoco era perfecta: tal vez era demasiado tímida, pasó muchos años con problemas para conseguir trabajo, por lo que teníamos todo tipo de dificultades financieras.
Fue por esa época que conocí a Emilia. Nos gustamos casi de inmediato, pronto comenzamos a salir. Al principio era asombrosa, muy dulce y graciosa. Todo iba tan bien que me presentó a su familia casi de inmediato. Resultó que su padre era un empresario exitoso. Le caí muy bien, pasó toda la tarde contándome historias sobre él, al punto de que Emilia tuvo que interrumpirlo porque se hacía muy tarde.

Me di cuenta de que él podría ayudar a mamá a conseguir trabajo, así que se lo pregunté. Estuvo más que feliz de ayudar, le ofreció un puesto en su empresa. No era nada del otro mundo, pero era un trabajo. Mamá estaba muy entusiasmada, aunque también nerviosa. A causa de eso, cometía muchos errores, y el padre de Emilia no estaba precisamente feliz.

Fue entonces cuando Emilia… cambió. En lugar de ser la chica dulce y atenta de siempre, se volvió algo… malcriada y desagradable. Siempre se burlaba de las personas en la calle, divulgaba rumores de las personas que conocíamos y se enojaba cuando le pedía que se detuviese. Supongo que, al principio, intentó mostrar lo mejor de ella, pero luego se relajó y reveló su verdadera personalidad.
De pronto, odiaba pasar tiempo con ella, tenía muchos deseos de terminar la relación. Lo cierto es que no podía, no sabía qué ocurriría con mi mamá y su trabajo. Tenía que hallar una forma de que ELLA terminara conmigo.

Al principio, decidí molestarla. A Emilia le importaba demasiado lo que los demás pensaban de ella, así que comencé a usar ropa ridícula cuando salíamos y a contar los chistes más estúpidos cuando nos reuníamos con sus amigos. Se notaba que estaba TERRIBLEMENTE molesta y avergonzada, actuaba como si odiara pasar tiempo conmigo. Pero… ¡por alguna razón, no terminaba conmigo! A veces yo ayudaba a mamá con el voluntar

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos