Reseñas por encargo, la inmoralidad de no llamarlo publicidad
  • hace 11 meses
Desde hace un tiempo vengo anunciando mi intención de expresar públicamente mi opinión al respecto de tanta gente que se dedica a reseñar obras literarias, y que no son más que publicistas de las editoriales y escritores/as. No tiene nada de malo cobrar por difundir, bien sea en dinero o en especies: libros. Pero para mí sí es inmoral no advertirlo a quienes reciben las reseñas. Lo explico en el vídeo.
Recomendada